Sobran las palabras.

*Un te quiero se pronuncia con la boca pero se dice con el corazón* No te asustes si no encuentras palabras para definir lo que sientes, porque puede que la definición esté en un abrazo, en una canción o en un oído amigo. No te desubiques a pesar de que no consigas elaborar un discurso que defina tu situación porque las cosas que no son cosas se definen con el corazón.