Tu esencia no solo vive en ti.

Tu esencia no sólo vive en ti (y menos mal) pues se propaga con cada una de tus acciones alcanzando otras almas que permiten que estés presente sin estar; otro ejemplo de que lo que das te das. Vivimos en muchas almas, elige bien cómo quedarte. Tú hace tiempo que «te fuiste» pero desde entonces […]