Ojalá llegue el día en que…

día internacional de la mujer 2016

El día en que ser mujer no sea sinónimo de sumisión en muchos países, el día en que los salarios los determinen las funciones y horas trabajadas y no el sexo, el día en que las niñas tengan acceso por igual a una educación de calidad, el día en el que cualquiera pueda decidir si quiere, con quien y cuando casarse, el día en que dejemos de ser el saco de boxeo de puños sin sentido ni corazón, el día en que nuestras curvas no sean decisivas en la consecución de un empleo, el día en que ser mujer u hombre de igual en cuanto a los derechos y deberes para con un hijo, el día en que conciliar la vida laboral y personal sea tarea intrascendente, el día en que un taco se valore igual en la boca de una mujer que de un hombre, el día en que paguemos lo mismo por entrar en una discoteca, el día que dejemos de usar etiquetas sexistas, que nos desprendamos de tantos estereotipos que tienen la ambición de condicionarnos, el día en que el respeto sea la base de las relaciones humanas, el día en que valoremos la individualidad de cada ser humano independientemente de su género, el día en el que veamos personas, el día…

Como dijo Trey Anastasio “la igualdad implica individualidad“. No es lo mismo diferencias individuales que desigualdades. Las primeras nos hacen únicos, las segundas nos impiden el acceso a las mismas oportunidades y derechos. Plantemos cara a las últimas desde la gran exigencia de respeto como preámbulo sostenido a las acciones de igualdad, hasta la cotidiana tarea de mostrarnos intolerantes ante cada actitud/comentario, a veces ocultos en “inofensivas” bromas, que tanto machismo guardan todavía en nuestra sociedad. 

Todos somos dignos e imperfectos, no esperemos a que otros muevan ficha, no dejemos de exigir cambios en dirección a la igualdad de género y seamos cada uno generadores activos de los mismos en nuestro día a día. 

Ojalá llegue ese día en que no haga falta recordar que los derechos deben reflejarse en los hechos y que la igualdad tiene su base en el respeto. Ojalá llegue ese día en el que este recordatorio en el 8 de marzo no sea necesario ya que la igualdad de género y el respeto estarán patentes en las relaciones humanas. Suena complicado y lejano, hagámoslo posible y cercano.

#Díainternacionaldelamujer

firma de la mirada de tu sonrisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *