No pierdas tu esencia.

Espontaneidad, autenticidad, naturalidad. Preciosas palabras. Grandes virtudes que afortunadamente siguen presentes, aunque la sociedad, nosotros mismos con nuestros modos de vivir, corremos el riesgo de encriptar de tal modo que sólo sean descifrables para unos pocos. Convirtiéndolas en lo que no son. Poniéndoles caretas. Acabándolas por leer del revés. Y es que se está extendiendo […]