Sobran las palabras.

*Un te quiero se pronuncia con la boca pero se dice con el corazón* No te asustes si no encuentras palabras para definir lo que sientes, porque puede que la definición esté en un abrazo, en una canción o en un oído amigo. No te desubiques a pesar de que no consigas elaborar un discurso que defina tu situación porque las cosas que no son cosas se definen con el corazón.

Me gustas.

Lo reconozco, me gustas. Sutilmente, camuflado detrás de mi simpatía, cubierto con mi sonrisa y respondiéndome con evasivas, descubrí un sentimiento que parece va en aumento. Quizás confundido, quizás pasajero. Quizás se volatilice mañana, quizás esconda otras ansias. Sea como sea, ahí estaba. Me gustas como para acordarme de la primera vez que te vi.  Como […]

El que vale, vale.

Puede que estés viviendo la época más dura de tu vida o te encuentres tan desesperanzado que no te apetezca salir del pijama. A lo mejor es una enfermedad la que te está desmenuzando por dentro e intentando apagar tu alma. Quizás te rodean demonios de color carne, sin cuernos ni cola pero que trabajan a […]